lunes, 8 de abril de 2013

Con los compañeros del Garrahan

Fuimos multitud esta mañana, confirmando con nuestra presencia que ningún gobierno, ni aún aquel que se llama nacional y popular y defensor de los derechos humanos, va a ser capaz de torcer nuestra terca voluntad de unirnos, organizarnos y luchar en las calles contra cualquier injusticia que se cometa con nuestros hermanos. 

Es abominable que en el banquillo de los acusados se haga comparecer a cuatro trabajadores comprometidos con la salud pública, que es la salud a la que recurren los trabajadores y el pueblo, acusados de "terroristas sanitarios" por el mismísimo ministro de Salud, por luchar consecuentemente por salario y condiciones de trabajo. Patoteados por el mismo gobierno, abandonados por la burocracia infame, ninguneada su lucha por el gran diario argentino cuando era de los más amigos del modelo K.

Que el Gobierno y la Justicia y los patrones lo sepan, aquí estamos de pie, hasta que Gustavo, Adriana, Eduardo y Marcelo sean absueltos, así como cada uno, cada una de los cinco mil compañeros procesados por luchar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada