martes, 16 de octubre de 2012

Dos testigos complicaron aún más a Pedraza


La situación del detenido líder de la Unión Ferroviaria, José Pedraza, se complica cada vez más en el juicio por el asesinato del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra. En una nueva jornada del proceso oral, dos testigos volvieron a vincularlo con una de las cooperativas contratadas por la Ugofe para brindar servicios en los ferrocarriles. En tanto, hoy estaría prevista la declaración del testigo Alfonso Severo, quien debía hacerlo el 3 de octubre, pero fue secuestrado durante 24 horas. 

En la audiencia de ayer, el testigo Roberto Menón dijo que “Silvia Coria estaba al frente de la cooperativa Unión del Mercosur”, en alusión a la cuñada de Pedraza. Ante los jueces explicó que “realizaba trabajos como contador para tres cooperativas que luego fueron absorbidas por el Belgrano Cargas”, que también lo contrató a él. Y agregó que “hasta que esto ocurrió concurría para los trabajos contables a San José 583, un edificio que pertenece a la esposa de Pedraza y donde se llevaba la contabilidad de las cooperativas que supuestamente no dependían del gremio ferroviario, cuyos afiliados son de planta permanente de los ferrocarriles”. Además detalló que Unión del Mercosur tenía en su directorio a gremialistas de la UF, que un sobrino de Pedraza, Maximiliano, era administrativo y que el actual contador del gremio y vicepresidente del Belgrano Cargas, Angel Stafforini, también era “asesor” de esas cooperativas. Stafforini está procesado en otra causa por supuesto ofrecimiento de sobornos a jueces de la Cámara de Casación para obtener las excarcelaciones de los detenidos por el crimen de Ferreyra.

Otro testigo, Eduardo Pereyra, miembro de la gerencia de Ugofe Roca, también aludió a la cooperativa vinculada con Pedraza. Y afirmó que los reclamos de los trabajadores tercerizados de esas cooperativas llegaban a la gerencia de la Ugofe por una “vía independiente” que no era el gremio ferroviario y que no pasaban a planta permanente porque la Secretaría de Transporte de la Nación no lo autorizaba, al menos hasta 2010, cuando fue asesinado Ferreyra.

El Tribunal Oral 21 citó a Severo, ex gerente de la empresa Ferrobaires, para las 10 en los tribunales federales de Retiro, en medio de rigurosas medidas de seguridad que incluyen su custodia por parte de la Gendarmería. Severo se había presentado en forma espontánea ante la Justicia un día después de la muerte de Ferreyra para relatar que la UF planeó el ataque a los tercerizados y que en sus oficinas había armas. Después de sufrir un secuestro, afirmó que tenía más elementos para aportar sobre la vinculación entre la UF, Ugofe, Ferrobaires y hombres del duhaldismo en el armado de una organización de negocios y patotas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada