martes, 26 de febrero de 2013

La Fiscalia alegó en el juicio por Mariano Ferreyra

Pedraza como instigador

 Por Ailín Bullentini

La fiscalía expuso durante más de diez horas los fundamentos por los cuales considera que el ex secretario de la Unión Ferroviaria José Pedraza y su número dos, Juan Carlos “Gallego” Fernández, instigaron el homicidio de Mariano Ferreyra y el intento de asesinato de otros tres manifestantes, el 20 de octubre de 2010. Al delegado Pablo Díaz y a los barrabravas Cristian Favale y Gabriel “Payaso” Sánchez los acusó de coautores de los delitos, en tanto que al delegado Claudio Alcorcel de partícipe secundario. Para los ferroviarios Daniel González y Salvador Pipito pidió la imputación de partícipes necesarios de homicidio simple, mientras que para Guillermo Uño y Juan Carlos Pérez, la absolución –consideró que las pruebas en su contra fueron “insuficientes”–. Si bien las penas serán formuladas formalmente el viernes, junto con el análisis de las responsabilidades policiales, la fiscal María Luz Jalbert adelantó que solicitará la pena de prisión perpetua para la ex cúpula de la UF, Díaz, Favale y Sánchez.

Para los fiscales Jalbert y sus adjuntos Carlos Gamallo, Hugo Bogetti y Mariano Domínguez quedó “plenamente acreditada” la responsabilidad de ocho de los diez ferroviarios acusados en el juicio. Con las bases ubicadas en testimonios aportados en el juicio y en las escuchas telefónicas aportadas durante la instrucción de la causa, pero también en documentos secuestrados en las oficinas de la UF, de la cooperativa Unión del Mercosur y en los informes de los peritos que actuaron en el caso, aseguraron que “Pedraza ordenó a Fernández que el 20 de octubre de 2010 se convocara a trabajadores de la ex línea Roca para que se hicieran presentes en la estación Avellaneda y echaran, con la utilización de armas de fuego, a tercerizados y manifestantes” que querían cortar las vías y que “esa orden se cumplió con la muerte de Mariano Ferreyra y las heridas a Elsa Rodríguez, Nelson Rodríguez y Ariel Pintos”. En función de aquello, “Fernández ordenó y determinó a Díaz para que cumpliera con la orden quedando a su cargo los detalles del plan”.

En función de tales acciones, los acusaron de la instigación del homicidio y tres tentativas calificadas. “Sabían del poder que tenían. Eran quienes contaban con la dominabilidad plena de los hechos”, certificó Gamallo. En el desarrollo de los fundamentos, Jalbert mencionó brevemente el móvil político y económico del ataque ordenado: “No pueden minimizarse las consecuencias que una ampliación de las bases de trabajadores podía tener para el poder de Pedraza y Fernández”.

Fernández “convocó a ferroviarios, para que concurrieran con armas, y los determinó a disparar hacia el grupo de manifestantes”, describió Jalbert. “T ambién grita ‘bajen, cagones’ a los ferroviarios que no se animaban a bajar de las vías para iniciar la corrida” a los manifestantes que acabó en la muerte de Ferreyra, apuntó Gamallo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada