miércoles, 25 de julio de 2012

Detienen a 7 policías por la desaparición de Daniel Solano

Están acusados de torturar, y supuestamente matar, a un delegado de una frutihortícola de Choele Choel.

Bariloche. Corresponsalia - 20/07/12
La Justicia detuvo ayer a siete policías de la localidad rionegrina de Choele Choel por las torturas, desaparición y presunto asesinato del delegado sindical informal de recolectores de frutas Daniel Solano.
El juez Víctor Soto, a cargo de la causa, convocó a 30 efectivos de la Gendarmería que desplegaron una intensa búsqueda del cuerpo de Solano, que hasta ayer seguía desaparecido. Seis de los policías son de Choele Choele y uno de Lamarque. Según le dijo una fuente judicial a Clarín , uno de los detenidos sería el autor material de la muerte del chico.
Este caso se produce a cuatro años del crimen del docente Carlos Fuentealba, ocurrido el 4 de abril del 2008 durante una protesta reprimida por la policía de Neuquén en la ruta nacional 22.
Choele Choel y Lamarque pertenecen al Valle Medio de Río Negro, donde están radicadas muchas de las mayores productoras de frutas y tomates del país, que contratan a miles de trabajadores temporales por año. Solano era uno de ellos.
El delegado se encuentra desaparecido desde la madrugada del 5 de noviembre del año pasado . El joven había llegado a la zona con el propósito de trabajar en la cosecha y vivía, junto a un grupo de salteños, muy cerca de la empresa frutícola “Agro Cosecha” de Lamarque, en la que desarrollaba su actividad.
Luego de cobrar su quincena pasó la noche junto a sus compañeros en la disco “Macuba”, de Choele Choel. En un momento de la madrugada, Solano fue retirado del boliche por personal de la policial adicional , es decir, aquella que se encontraba haciendo una tarea nocturna extra. Esa fue la última vez que lo vieron con vida.
La versión de los policías fue que Solano “estaba borracho y molestando en el boliche”, y que por “esto lo sacaron a la vereda y allí lo dejaron sentado”. Pero la causa dio un sorpresivo vuelco.
Hasta ayer estaba caratulada como “desaparición de persona”, pero ahora pasó a “investigación de homicidio”.
Sucede que un arrepentido habría brindado información a la Justicia. Una fuente que participó de la investigación aseguró a Clarín que Solano había sido tentado por personal de la empresa frutícola en la cual trabajaba para convertirse, a cambio de beneficios económicos, en “un buchón rompehuelgas”. El joven, sin embargo, se negó a hacerlo porque entendió que tarde o temprano debería actuar en contra de su propios compañeros.
Por eso, el sábado 4 de noviembre de 2011 Solano decidió participar como miembro de la comisión interna de “Agro Cosecha”, que iba a iniciar una huelga el lunes siguiente. Entonces, un “buchón” lo habría “vendido” aquella noche. Después de presionarlo para que fuera a la disco –el futuro delegado no tenía ganas de ir, han señalado testigos — y de emborracharlo, se lo entregó a miembros de la policía adicional vinculada tradicionalmente a esta empresa . “Como hacen cada vez que hay alguien que pueda convertirse en una voz o un referente, quisieron darle un escarmiento al chico, por no querer ser puntero y por querer meterse en temas gremiales. Pero se les pasó la mano ”, dijo la fuente.
Para el abogado de familia, Sergio Heredia, el caso “es una novela policial” que tiene un autor intelectual que todavía no apareció.
Tres propietarios de una empresa están siendo investigados en la causa. “ Hay 22 policías imputados , es un número que abarca, en una ciudad como Choele Choel, a toda una dotación. Aquí hay complicidades, encubrimientos y no sólo de policías, también de civiles, que ya se irán viendo en los próximos días”, le dijo a Clarín el fiscal de la causa, Guillerno Bodrato.
Por Claudio Andrade

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada